'cookieOptions = {...};' Archivos Argano: Primeros Auxilios: Quemaduras

viernes, 26 de junio de 2015

Primeros Auxilios: Quemaduras


Como dije hace un mes, pronto haría una nueva serie de entradas dedicadas más a mi ámbito profesional. En este caso, a los primeros auxilios que muchas veces tanto son necesarios. Seguro que muchos os habéis encontrado en una situación así, sin saber que hacer y como actuar o tratar "X cosa". En este caso...son entradas de curiosidad, que me gusta compartir porque es algo que me gusta y me apasiona. Esta claro que detrás de esto hay una formación y unos conocimientos que sólo se adquieren con la práctica y el estudio...pero igual si os gustan, os puede animar a interesaros por sacaros estas formaciones.


Hoy hablaré de las quemaduras. Algo muy frecuente en estas fechas y que dependiendo del caso, se debe tratar de una forma o otra. Es bastante simple de diferenciar y explicar, por tanto, vamos al grano. 

Las quemaduras son un tipo de lesión de los tejidos producidos por distintos agentes, estos pueden ser: 
-Sólidos, por ejemplo, una plancha. 
-Líquidos, quemarse con agua o aceite.
-Vapor.
-Llamas.

Dependiendo de las capas afectadas diferenciamos entre tres tipos de grados. 

Las primeras son las llamadas quemaduras de primer grado. Estas afectan a la parte más superficial de la piel, llamada epidermis. Suele producirse por una exposición prolongada en el sol o al quemarse con algún objeto caliente, por ejemplo, una estufa. Se caracteriza por un enrojecimiento de la piel (llamado eritema), dolor, edema y una descamación que cura entre 5 y 7 días, más o menos. 

Las segundas son las llamadas quemaduras de segundo grado. Estas afectan a la capa superficial e intermedia, digamos, epidermis y dermis. Se suelen formar ampollas, se presenta un dolor más intenso y se produce una inflamación que se extiende a zonas corporales no quemadas.

Las terceras son las llamadas quemaduras de tercer grado. Afectan todas las capas de la piel y tejidos profundos, pudiendo llegar a músculo, hueso, tendones e incluso vasos sanguíneos. Se caracterizan por ausencia de ampollas, piel acartonada y seca, ausencia de dolor, ya que se pierde sensibilidad y coloración que puede variar desde tonos blancos a parduscos. 

Para determinar la gravedad en una quemadura tenemos que tener en cuenta varios factores. La temperatura del medio que la causa, la localización de la lesión, la profundidad, edad y estado de salud de la víctima, extensión.

El tratamiento a realizar es el siguiente:
Tranquilizar a la víctima.
Valorar el tipo de quemadura y grado
Retirar con cuidado anillos, pulseras, reloj, etc
Lavar de forma inmediata la parte afectada con agua fría (NUNCA HIELO) durante 10 a 15 minutos
Cubrir el área afectada con una compresa o tela limpia y fijarla con un ligero vendaje
En las quemaduras de pies o manos separar cada dedo con una gasa

NUNCA se debe hacer: 
Aplicar pomadas, cremas ni remedios caseros sobre la quemadura, pues puede ser peor
Aplicar HIELO
Romper las ampollas

Por lo demás, nada más. Hasta la próxima.

Driver Argano

2 comentarios:

  1. ¡Hace poco estudié yo esto para un examen! Básicamente todo lo que hay que saber sobre quemaduras es eso que tú has escrito.
    Además de la clasificación de quemaduras en grados (1º, 2º y 3º), existe la clasificación de las quemaduras en porcentajes (15%, 20%, etc) donde se utiliza la regla de los 9 o regla de Wallace.

    Me parece muy bien que hagas un hueco en tu blog para este tipo de entradas porque, idependientemente de si se trabaja en el sector sanitario o no, es una información que todo el mundo debería conocer ¡nunca se sabe cuando puede pasar un accidente!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar. Y muy cierto, a veces nos movemos por el porcentaje de cuerpo afectado, aunque en este caso...no he querido extenderme mucho, pero gran dato mencionarlo :)

    Si, un poco lo he hecho por eso, para que la gente sepa como actuar, o mejor dicho, como no actuar. Gracias :)

    ResponderEliminar