'cookieOptions = {...};' Archivos Argano: El Desarrollo de un Protagonista: Pautas que sigo.

viernes, 5 de diciembre de 2014

El Desarrollo de un Protagonista: Pautas que sigo.





Como he ido pronosticando en Twitter hace unos minutos. Esta entrada va a ser muy en línea a otra entrada dedicada a escribir. Por si quieres leer antes de sumergirte en ella, aquí te dejo el enlace:


Bien, una vez hecho el spam descarado, pasemos a lo importante. La entrada de hoy la quiero dedicar al desarrollo de un personaje, especialmente, al protagonista. Muchas veces cuando vemos una película, serie, jugamos a un videojuego o leemos una novela pensamos eso de "Joder que gran personaje es el protagonista". Es una idea muy preconcebida, el protagonista suele ser alguien que conecta con nosotros, tal vez, porque lo seguimos durante toda la historia y porque somos "nosotros" digamos que es el que nos presenta una historia y nos guía por ella.

Sufrimos con él, sentimos con él y, habitualmente no siempre, no queremos que le pase nada. Crear un personaje así no es fácil, hay que dotarlo de diferentes elementos por decirlo de alguna forma. Como dije en la otra entrada, esta no es la fórmula perfecta, es la fórmula que yo uso, y creo que puede estar bien…por lo menos, la gente que ha leído cosas mías me suele decir que les gustan mis protagonistas.

Bien, vayamos punto por punto.

- Un protagonista debe estar definido de alguna forma

¿Qué quiere decir esto? Muy fácil, el protagonista debe tener claro su función en esta historia. Si el protagonista tiene que salvar a unos rehenes de un grupo de terrorista ese es su papel, y debe cumplirlo. Cada protagonista tiene un objetivo en una historia, a veces, podemos enmascararlo o ocultarlo para mostrarlo más adelante, pero al CREARLO, nosotros debemos definirlo y hacerlos la pregunta ¿Qué quiero que haga?

- El protagonista puede ser bueno o malo

Depende desde que punto de vista enfoques a la historia. Por poner un ejemplo, en el manga Death Note, el protagonista es un villano, pero es protagonista, y enfocan la historia desde el punto de vista de que el hace su justicia evitando ser pillado. Por tanto, rompemos con el tópico de protagonista=bueno, si tu quieres hacer una historia con un protagonista villano, puedes hacerlo.

- El protagonista debe tener personalidad, rasgos y una definición física

En otras palabras, similar al punto 1, debe estar definido. ¿Es un buenazo? ¿Es un héroe gruñón? Todo eso hay que definirlo. Esta es una de las partes más divertidas de crear un personaje, ya sea protagonista o no. Puede ser mujer, niño, hombre, etc. y puede trabajar en lo que quiera, es una de las cosas más fantásticas de crear una historia.



Aquí también tenemos que tener en cuenta ciertos factores muy importantes. ¿Tiene algo que lo haga diferente a los demás? ¿Cicatrices? ¿Marcas? ¿Alguna prenda de vestir característica? ¿Expresiones? ¿Muletillas?

Todo eso se puede trabajar, como diría un conocido, ¡Vaya que sí se puede trabajar! ¡Vaya que sí!

- El pasado y sus lazos

Siempre digo que para que un personaje tenga carisma debe tener un pasado, un presente y un futuro. Todo eso depende a ti elaborarlo. Puede tener un trauma de por vida, puede tener una enfermedad que le entorpezca en su trabajo, puedes inventar lo que sea, pero algo cosa con potencial para poder conseguir que el lector tenga empatía con tu protagonista, también es importante rodearlo de una vida, familia, amigos que le den la réplica al protagonista, aunque se puede hacer una historia autopersonal de solo un personaje. Y esto nos lleva al siguiente punto…

- El protagonista PUEDE emocionar

Si consigues lo anterior, conseguirás que tu protagonista pueda emocionar a quien lee la historia, e incluso sentirse identificado. Eso le dará puntos en carisma y servirá para que se le coja cariño.

- El protagonista, por lo menos, debe estar en peligro alguna vez

Si nunca esta en peligro, parecerá un personaje artificial y nadie se lo tomará en serio, parecerá un superhombre, por tanto, hay que ponerlo alguna vez en algún aprieto, o hacérselas pasar canutas, cosa que para un escritor esto también es muy divertido.

- El protagonista debe representar valores

Algún valor como la justicia o honorabilidad puede estar bien. Pero vamos, que tampoco es un punto necesario.

- El protagonista NO debe ser copia de otro

Esto es lo más difícil, podéis coger ideas de otras historias y basarlas para crear vuestro protagonista, pero intentad que no sea IGUAL, pues como dicen siempre, las comparaciones son odiosas. Pero no tendréis problemas, igual que cada persona es un mundo, cada protagonista también lo es. 

Ojo, estos puntos no son a seguir, es lo que yo suelo hacer cuando me dedico a crear un protagonista, pero ni mucho menos es un camino correcto, solo quería compartir mi forma de pensar en este asunto.



Algo que suelo hacer cuando creo un protagonista (o cualquier personaje para una historia) es hacerme como una ficha personal con sus datos (nombre, edad, descripción, características, vida y papel en la historia), estas fichas son útiles para tener la información básica del personaje, es tan fácil como coger un bloc de notas y hacerle la ficha, parece una tontería, pero ayuda, sobretodo si la historia es larga y no queréis olvidar datos de vuestros personajes.

Por lo demás, agradezco el tiempo que tengáis para leer, pues como digo, esta es una entrada desde cero, no hay casi datos, solo opinión personal.

Si alguien que le gusta escribir quiere compartir su forma de crear protagonistas, es libre de hacerlo en los comentarios.

Gracias por leer y ¡a crear protas!


Driver Argano

No hay comentarios:

Publicar un comentario